El cliente en primer lugar.

Dice Jane Smith que retener a los clientes implica tener una idea clara de cuales son sus necesidades, cumplirlas y luego estar preparado para actuar rápidamente cuando varíen.

Un claro ejemplo de la orientación al cliente es lo que podemos deducir de este anuncio visto en el blog «Turismo de Pontevedra».

Las empresas que sobreviven y prosperan en el mercado competitivo mundial son las que están dispuestas a escuchar, a aprender y a a actuar. Pero antes de poder identificar cuáles son las necesidades concretas de los clientes, primero hay que conocerlos mejor. De echo, hay que conocerlos mejor de lo que ellos nos conocen a nosotros para que así se pueda identificar lo que necesitan y anticiparse a lo que puedan necesitar en el futuro.

Un comentario

  1. […] En muchos proyectos desarrolados en las empresas suele existir un divorcio de interlocución entre las empresas y sus clientes (interno o externo). Es necesario para las empresas, consolidar una política de orientación al cliente. Esto implica hacer ver a nuestros equipos que deben colocar al cliente como centro de la actividad de la empresa, como eje principal de todos sus proyectos y estrategias. Visto AQUÍ. […]

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s