Comunicación·Cuentos/metáforas y fábulas

Diálogo (1ª parte)

   Dice Giorgio Nardone en su libro “Corrígeme si me equivoco” que nos imaginemos que nos encontramos con nuestra pareja tras una dura jornada de trabajo; de una manera dulce y complaciente, ella pregunta:

-¿Me permites que te haga algunas preguntas que quizás podrían molestarte?- y tu, obviamente, no puedes más que responder: ¡¡ Claro !!.

Así que ella continúa: ¿Últimamente estás un poco menos atento conmigo porque tienes problemas o porque te sientes menos interesado?.

Esta pregunta abre un escenario en el cual tienes dos respuestas posibles; sin embargo, si no quiere llegar a una ruptura directa de las relaciones, su respuesta será: -Porque tengo problemas.

-Sin embargo, ¿te has dado cuenta de que eres menos cariñoso conmigo o lo estás descubriendo ahora que te lo digo?.

Si no quieres mostrarse insensible y verdaderamente poco atento, no puedes contestar con la segunda opción, así que tendrás que admitir que ya te habías dado cuenta. En este punto, ella, con ojos dulces y esbozando una sonrisa, dice: -Corrígeme si me equivoco: tú te has dado cuenta últimamente de que me prestas menos  atención y de que no eres cariñoso conmigo como antes, pero has estado tan ocupado con tus problemas que no has sabido hacerlo de otro  modo.

Después de su declaración no puedes más que asentir, así que tendrás que decir: -Sí, ¡así es!.

Y mientras lo dices, empiezas a sentir que ella se merecería ciertamente más atención y cariño, considerando también el echo  de que ahora te está haciendo notar tu defecto de un modo muy delicado, aceptable y, por qué no, casi agradable.

Imagínate que ella aún continúa preguntándote: – ¿Cuándo estamos juntos y estamos bien, sigues teniendo problemas o entonces desaparecen?. La respuesta sólo puede ser: -Cuando me haces estar bien realmente no pienso en los problemas.

-Pero ¿crees que si, cuando estamos juntos, prestaras atención a las cosas bonitas que podemos darnos notarías más tus problemas o los notarías menos?. Y tu responderás: -Claro que los notaría menos. y ella dulcemente apremia: -Sin embargo, para ti, cuando tienes problemas, ¿sería muy difícil ser amable conmigo de tal forma que yo aún lo sea más contigo, o sería fácil hacerlo?.

Planteada así sólo se puede decir: -No es tan imposible ser amable aun cuando se tenga problemas. En este punto ella, con una sonrisa cada vez más dulce y abierta, mirándole a los ojos, dice: -Corrígeme si me equivoco: tú, últimamente, has tenido problemas que te han llevado a estar menos atento conmigo. Sin embargo, te das cuenta de que cuando yú y yo estamos juntos y estamos bien, estos problemas no los notas; además, si tu eres dulce y amable conmigo, haces que yo aún lo sea más contigo y, gracias a esto, las cosas entre los dos mejoran y todos los problemas, en esos momentos, desaparecen.

No se podrá estar más de acuerdo con este punto de vista. Y mientras le das tu confirmación, sentirás que algo extraño se mueve dentro de ti: un deseo natural de ser más amable, dulce y afectuoso, ya que el diálogo no te ha hecho sentirte reprochado sino comprendido, no reprendido sino aceptado, no condenado sino apreciado, no forzado sino dulcemente empujado. Tanto a nivel racional como emocional sentirás que aprecias aún más a la persona que está a tu lado.

Una posible discusión ha sido transformada mágicamente en una afectiva unión.  Sirva este ejemplo para aprender a comunicarse en la vida laboral y personal en situaciones de posible conflicto.

En un próximo post, presentaremos la misma situación pero con unas características y un desarrollo diferentes, mucho más frecuente en la realidad. 

Un comentario sobre “Diálogo (1ª parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s