Coaching·Cuentos/metáforas y fábulas·Inteligencia Emocional·Motivación

¿Da buenos resultados el autoengaño?

Al comenzar a redactar el post, me vino a la cabeza un libro Paul Austertitulado “La música del azar” que me recomendó mi compañero de “HABILIDADES DIRECTIVAS”  Alfredo Alcalá.

En un momento dado el protagonista, Jim Nashe hace alusión al libro deRousseau titulado “Las Confesiones” y describe el pasaje donde Rousseau está en un bosque tirando piedras a los árboles.

“Si doy a ese árbol con esta piedra, se dice Rousseau, entonces todo me irá bien en la vida a partir de ahora. Tira la piedra y falla. Esa no cuenta, se dice, y coge otra y se acerca varios metros al árbol. Vuelve a fallar. Esa tampoco contaba, se dice,  y entonces se aproxima aún más al árbol y busca otra piedra. Falla de nuevo. Esa no ha sido más que la última tirada de calentamiento, se dice, es la próxima la que verdaderamente cuenta. Pero, para asegurarse,  esta vez se acerca mucho al árbol, situándose justo delante del blanco. Ahora está a unos treinta centímetros, lo bastante cerca para tocarlo con la mano. Entonces lanza la piedra directamente contra el tronco. Éxito, se dice, lo logré. De ahora en adelante, mi vida será mejor que nunca.”

Utilizando estas líneas de Rousseaou podemos extrapolar a lo que pasa habitualmente en nuestra vida personal y profesional, en la empresa. Yo diría que si pensamos en el corto plazo, esto del autoengaño, ni tan mal: la frustración por no cumplir nuestros objetivos o ciertas expectativas se ve rebajada con esta forma de protegernos. Al pensar más en el largo plazo, debemos de tener cuidado de no caer en el pozo de la mentira y que, siendo conscientes de que nos movemos en la irrealidad nos provoque desmotivación, ansiedad, desengaño, etc.

Para escapar del autoengaño debemos de pensar, sentir y actuar (os suena?) respecto a lo que esta sucediendo ahora y no en función de lo que me gustaría.

Pilar Jericó en su libro “NoMiedo” habla del miedo al fracaso, ese miedo que por ejemplo  hace que nos pongamos el disfraz de “superprofesional”  que nunca a fracasado en nada  porque hemos aprendido a interpretar el fracaso como una mancha. Así limpiamos esta mancha con alguna justificación del tipo: “Decidí irme de la empresa, pero ellos se adelantaron” o hacemos como si no existiera esa mancha con algo como: “No, no. Fui yo quien se fue”

Pues vale, si esto sirve para darnos algún tiempo para recuperar la confianza es asumible pero si se prolonga en el tiempo podría ser un comportamiento que se ancle e impida el cambio a un tipo de pensamiento más real y positivo.

Dándole una vuelta al autoengaño e intentando unirlo con la psicología inversa podríamos decir que el autoengaño podría ser un síntoma de inteligencia  por que al engañarnos voluntariamente buscamos que las cosas funcionen como dice Trías de Bes.

Dicen que a la larga es difícil de mantener una actitud de autoengaño porque en los demás también levanta sospechas ya que lo que cuenta una persona no se corresponde con lo que se percibe de ella y acabemos pensando que es un exagerado, mentiroso, de poca confianza.

¿Cómo crees que le irá a este equipo en la liga?, Así se podrá ganar un partido pero el campeonato ya será más complicado.

A.L.

5 comentarios sobre “¿Da buenos resultados el autoengaño?

  1. Nunca…

    Hay que perder el miedo al fracaso, algo que por desgracia se considera muy negativo en nuestro sociedad, aunque sin embargo en la sociedad norteamericana no es así.

    Hay que se autocrítico y saber aceptar las críticas de los demás, siempre que sean constructivas, para conocer nuestras debilidades y puntos de mejora.

  2. Bields84: Gracias por tus comentarios y por el ofrecimiento pero no soy psicólogo, sólo utilizo algo de psicología aplicada a la vida en la empresa y a la gestión de personas.

    Manuel: Gracias por participar.
    Yo siempre digo que para saber ganar hay que saber perder pero nadie nos enseña a saber perder, nadie nos enseña que fracasar en un proyecto no es el fin de algo sino que puede ser el principio de otra cosa mucho mejor, más interesante, donde estemos más a gusto, etc.
    En cuanto al autoengaño, que quieres que te diga, es algo que llevamos dentro: Te subes a la báscula y dices que esos tres kilitos los bajas en un cerrar de ojos, o cuantas veces hemos pensado “esta es la última vez que…”.
    Si eso nos sirve para motivarnos y ganar confianza bien, ahora si lo tenemos como norma….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s