Coaching·Comunicación

La respuesta es la pregunta.

Un rabino corría por las calles gritando: ¡Tengo respuestas!¡Tengo respuestas!. ¿Quién tiene una pregunta?

Siempre he dicho que los niños aprenden porque no paran de preguntar y conforme nos vamos haciendo adultos vamos perdiendo esta costumbre y consecuentemente cerramos las puertas al conocimiento.

Cuantas veces por no preguntar cometemos errores en nuestro trabajo y cantas veces hemos recibido (y también dado) respuestas poco inteligentes fruto de lo poco inteligente que ha sido la pregunta.

Jodorowsky cuenta como mientras los compañeros constructores de catedrales hacian sus estudios, el maestro constructor no enseñaba nada a sus discípulos. Si durante todo el año no se le hacía ninguna pregunta, él no enseñaba nada. El preguntar era la única vía para avanzar en el estudio.

¿Eres más de preguntas o de respuestas?

Tienes respuestas pero no te hacen preguntas, ¿a qué se puede deber?

Cuando tienes preguntas, ¿qué te ha llevado a no formularlas?

¿Piensas que muchas respuestas están en las preguntas?

25 de abril de 2009 en Habilidades Directivas.

2 comentarios sobre “La respuesta es la pregunta.

  1. Efectivamente todo descubrimiento nace de una pregunta, de una interrogante, de gente curiosa, que pregunta y es inquieta!. Nunca debemos perder la curiosidad, menos en estos tiempos donde la frontera del conocimiento se mueve a una velocidad impresionante! Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s