Coaching·Comunicación

3. La PNL y las posiciones perceptivas.

He recuperado esta trilogía que escribí en su momento para Dirección Habilidosa donde he tratado sobre  los sistemas de representación y los filtros en PNL.

Concluimos con las denominadas posiciones perceptivas o como dicen McDermott&O´Connor “el arte de ver los acontecimientos a través de los ojos de los demás”.

La PNL distingue tres posiciones perceptivas principales:

  1. PRIMERA POSICIÓN: Mirando el mundo desde nuestro punto de vista. Tenemos y conocemos nuestros propios pensamientos y sentimientos. Cuando alguien dice algo parecido a “Bueno, por lo que a mí concierne…”, te está mostrando su punto de vista.
  2. SEGUNDA POSICIÓN: Mirando el mundo desde el punto de vista de otra persona, tal vez miembro del equipo, el jefe, un cliente, un proveedor o un competidor. Cuando decimos, “Si estuviera en su lugar…”, tomamos efectivamente esta segunda posición y procuramos captar el modo de hacer de esa otra persona.
  3. TERFCERA POSICIÓN: Desde ella podemos ver no tan sólo las dos perspectivas precedentas, sino también las relaciones que las une. Se trata de una perspectiva amplia y sistémica. Constituye también  el campo de actuación del negociador o mediador experimentado, que empieza normalmente desde la primera posición, partiendo de cualquier impresión que recibe, para pasar acto seguido a la segunda posición y analizar desde ella cómo  ve cada parte la situación o el problema. Luego pasa a la mtercera posición, desde la que puede contemplar la situación de forma despegada para obtener una visión completa. Esta tercera posición incorpora todo lo que ha aprendido de los puntos de vista de las partes implicadas, pero es diferente a cualquiera de las dos.

Ser capaz de leer la mente del adversario es algo que es considerado como el distintivo de una estrategia superior, ya sea en un director general o en un maestro de ajedrez.

Como siempre, esto sólo pretende ser un acercamiento a  las posiciones perceptivas pero imagina lo importante que son en PNL  porque desde el lugar desde el que percibimos una situación determinará lo que podamos saber de esa situación.

Los buenos formadores, por ejemplo, saben lo que quieren decir e imaginan cómo los ven su audiencia. Son capaces de imaginar qué siente el público al verles y escucharles. Luego imaginan que se encuentran en un lado de la sala, observando al presentador o formador y a la audiencia, y evaluán la química existente entre ellos, es la denominada perspectiva de la cámara de vídeo.

Muchos formadores  no aprenden gran cosa de sus grabaciones en vídeo al estar ocupados experimentando sensaciones de falta de adecuación, incomodidad u orgullo en la primera posición mientras las visionan. La tercera posición debería aportar tanto plenitud de recurso como compromiso permitiendo salirse de los sentimientos que provoca la primera posición.

Un saludo

ALC

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s