Clientes

Innovar en gran consumo para vender más si pero…..

Parece claro que la crisis ha obligado al consumidor a cambiar de comportamiento, ya no sólo por el hecho de que compre menos sino porque compra diferente pero tampoco quiere comprar siempre lo mismo.

Pero mientras directores generales y consejeros  de los distintos grupos de distribución en España siguen hablando de su gran apuesta  por dar una respuesta a los consumidores poniendo en valor su oferta, los compradores de las distintas categorías consideran que el precio es la principal motivación de compra y que los productos  básicos son los de mayor rotación lo que condiciona las propuestas innovadoras por parte de los fabricantes.

Nadie quiere arriesgar y para muestra el estudio realizado por Alimarket después de haber analizado los distintos lanzamientos del 2010 donde se destaca la reducción de novedades tanto en alimentación y bebidas como en no alimentación, que durante 2010 cayeron por encima del 20% y del 10% respectivamente. En línea con los resultados del mismo  análisis del  año aterior, algo más del 83% de las novedades presentadas durante 2010 en el mercado de gran consumo giraron en torno a ampliaciones de gama y reformulaciones de diseño, y también los targets tradicionales reforzaron su papel como “refugios” perceptores del mayor número de lanzamientos, como son el familiar y el adulto en alimentación y bebidas, y el familiar y el femenino en no alimentación.

El macrosector de alimentación seca generó un año más el máximo número de presentaciones en los lineales nacionales, representando un 30,37% del total de la innovación en alimentación, seguido de los sectores de bebidas alcohólicas, congelados y lácteos, los tres en el entorno del 15%. Por su parte, en no alimentación mantiene el protagonismo la perfumería y la higiene personal, seguido del sector de limpieza y cuidado del hogar y juguetes, con un 20,34% y un 13,56%.

Visto lo visto parece que la vigencia de la percepción de la crisis económica se continúa traduciendo en una sensación de falta de confianza que se extiende a la cadena de valor en todas sus propuestas, especialmente a aquellas que generan más riesgo, como son los lanzamientos de novedades de productos al mercado. El negocio de gran consumo viene escenificando esta percepción a través de agresivas políticas de precios, en la reducción de referencias en el lineal y favoreciendo el incremento de la penetración de la marca blanca. Esta triple línea de actuación viene supeditando la actividad de la industria en materia de innovación.

Estaremos locos los fabricantes que entendemos que ofreciendo lo mismo sólo se pueden seguir obteniendo los mismos resultados y que la colaboración entre distribuidores y fabricantes es esencial para poner en valor  la innovación y trasladarla a los lineales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s