Cuentos/metáforas y fábulas·La gestión empresarial en imágenes·Trabajo en equipo

Mi vieja máquina de escribir y el trabajo en equipo.

Hace ya algún tiempo pegué en “Habilidades directivas” una pequeña historia que, a mi manera de entender, es el mejor ejemplo de lo que signifca realmente trabajar en equipo y dice así: Aunqux mi máquina dx xscribir xs antigua, funciona bastantx bixn, xxcxpto una dx sus txclas. Sin xmbargo, muchas vxcxs mx hubixra gustado qux… Continue reading Mi vieja máquina de escribir y el trabajo en equipo.

Conciliación·Cuentos/metáforas y fábulas·Gestión del tiempo·Liderazgo

TE COMPRO UNA HORA.

Gracias a un comentarío en el post sobre la innovación en la distribución, descubrí el blog de Álvaro González-Alorda.  Álvaro recoje una frase de Ricardo Semler que dice así: “Si eres capaz de enviar emails profesionales el domingo, pero no sabes organizarte para ir al cine el lunes por la tarde, tu vida está desequilibrada”.… Continue reading TE COMPRO UNA HORA.

Cuentos/metáforas y fábulas·Liderazgo

El dilema del prisionero:Paradigma del conflicto en los equipos

Dos presos, Maval y Zucor, están detenidos como sospechosos del robo de iun importante cuadro. Los dos han sido conducidos a la comisaría y encerrados en celdas individuales. El inspector encargado de la investigación no tiene pruebas suficientes para mantenerlos detenidos, pero está seguro de que al menos uno de ellos es culpable. Informado de… Continue reading El dilema del prisionero:Paradigma del conflicto en los equipos

Cuentos/metáforas y fábulas·Inteligencia Emocional·Liderazgo

El cuento del carnicero y el perro: Exigencia si pero…

Todos pretendemos sacar lo mejor de nuestros equipos conseguir los objetivos, contar con personas comprometidas pero eso nos lleva muchas veces a ser demasiado exigentes y centrarnos sólo en los errores cuando una buena felicitación haría mucho bien a las personas que forman nuestro equipo. Alguna vez he hablado en Habilidades Directivas sobre respeto y… Continue reading El cuento del carnicero y el perro: Exigencia si pero…