Archivo | Cuentos/metáforas y fábulas Feed RSS para esta sección

El cuento del carnicero y el perro: Exigencia si pero…

5 ago

Todos pretendemos sacar lo mejor de nuestros equipos conseguir los objetivos, contar con personas comprometidas pero eso nos lleva muchas veces a ser demasiado exigentes y centrarnos sólo en los errores cuando una buena felicitación haría mucho bien a las personas que forman nuestro equipo.

Alguna vez he hablado en Habilidades Directivas sobre respeto y aprecio como uno de los motores que generan compromiso, involucración, buen clima laboral y retención del talento. Todos necesitamos algo más que la exigencia para poder desarrollarnos al máximo en nuestro trabajo quizas podamos hablar de afecto. Sólo hay que recordar las palabras de Juan Mateo afirmando que “la exigencia sin afecto es tan poco útil como el afecto sin exigencia”.

Como ha comentado Intoku en el blog la cuestión es si queremos conseguir los objetivos a través del trabajo de las personas o costa de las personas, si es a costa de ellas, tengamos en cuenta que el tren aguantará lo que aguante porque cuando ya no haya más madera que quemar….

La dirección a palos,  nunca mejor dicho, en el cuento del carnicero y el perro: Sigue leyendo

El rumor.

25 jun

Hace muchas semanas que leía un post de apuntesgestion donde se afirmaba que todo lo que una persona dice esta sujeta a interpretación y que todos los que critican y propagan rumores se estan retratando.

Para apoyar este argumento utilizaba un cuento sacado del blog de David Berruezo que dice así:

Un hombre llegó a un pueblo y fue a ver al maestro sufí, el anciano sabio de la localidad.

El visitante dijo:

-Estoy considerando mudarme aquí. Me preguntaba qué clase de vecindario es éste. ¿Puede decirme cómo son las personas aquí?
-Dime qué clase de personas vivían en el lugar de donde vienes -dijo el maestro sufí.
-Oh, eran salteadores, estafadores y embusteros.
-¿Sabes algo? Ésa es exactamente la clase de personas que viven aquí.

El visitante se fue y nunca volvió.

Media hora después, otro hombre entró al pueblo, buscó al maestro sufí y le dijo: Sigue leyendo

Ama las quejas de tus clientes

20 jun

Hay estudios que demuestran que más del 90% de clientes insatisfechos no se quejan, simplemente se nos van a la competencia y eso puede hacernos creer que los clientes estan contentos con nuestros productos y/o servicios  y sin embargo lo que esta sucediendo es que los estamos perdiendo.

Sólo hay que pensar en nuestro actitud como cliente , ¿cuántas veces nos quejamos? yo diria que más bien pocas (aunque esto poco a poco está cambiando) por que no queremos tomarnos esa molestia, creemos que no va ha servir para nada o simplemente como no sabemos a quién hacerlo  no lo hacemos.

Los clientes insatisfechos que no se quejan  son los que menos repiten como compradores de ese producto o servico que le ha salido defectuoso y es más probable que compre alguien que no ha quedado muy convencido de mla respuesta a su queja que uno que no se ha quejado.

Si facilitamos que nuestros clientes se quejen y resolvemos sus problemas rápida y eficazmente lograremos:

  • Mantener a los clientes existentes.
  • Desarrollar relaciones duraderas comn ellos.
  • Haran publicidad de nuestro servicio y atención con la posibilidad de lograr nuevos clientes por el viejo método del boca-oreja.
  • la queja original acabara perdiendo importancia.

Las quejas debemos verlas como  una oportunidad de generar fidelización y publicidad altamente positiva, por lo que debemos escuchar las quejas, entenderlas, evitar justificarse, hacer preguntas para que nos proporcionen información detallada, tomar medidas y llevarlas a cabo.

Para finalizar os dejo una historia muy curiosa que leí en un post de blpgirl  y que dice así: Sigue leyendo

Compromiso: ¿De que parte estoy?

9 jun

Dice Juan Mateo en su libro “Cuentos que mi jefe nunca me conto” que una de las premisas para trabajar en equipo es tener la sensatez de admitir que no hay nadie perfecto y la vocación de servicio.
No se puede trabajar en equipo si no empezamos por admitir que nosotros estamos al servicio de ese equipo y no el equipo a nuestro servicio (No preguntes que puede hacer el equipo por ti si no que puedes hacer tu por el equipo).
El gran problema es encontrar gente comprometidas con estas premisas porque si que es cierta la disposición de todos a recoger los beneficios de trabajar en equipo, pero muy poca gente está en condiciones de comprometerse. Sólo se está comprometido con un equipo cuando ese compromiso significa que se puede perder algo: parte de tu libertad, parte de tu protagonismo, etc. Sigue leyendo

Dirección a palos.

29 abr

Alguna vez hemos hablado de los estilos de dirección en Habilidades directivas y algunos de los comentarios que salian era de la eficacia de gestionar por miedo.

La verdad mucho se ha escrito sobre el tema del miedo pero al final este tipo de dirección es tremendamente ineficaz a medio y largo plazo porque no estimula la crestividad, la innovación y mucho menos logra crear lazos de compromiso.

Hay una curiosa metafora culinaria sobre la dirección a palos y sus efectos a largo plazo, dice así:

Engrasa ligeramente el fondo de tu horno microondas con aceite de girasol. Coloca sobre el fondo engrasado, a un lado del horno, tanatas uvas como personas tengas a tu cargo. Cierra la puerta y apuesta por tus uvas ganadoras. Pon el horno en marcha. La transferencia de calor hará que las uvas empiecen a deslizarse sobre el aceite caliente. Algunas uvas llegarán muy lejos rápidamente. Luego estallarán, debido al mismo proceso de transferencia de calor que las hizo mover. Cuando la temperatura sube demasiado, tanto las uvas como las personas se queman. Sigue leyendo

El contexto si importa: No etiquetas – No prejuicios.

15 abr

Poli es un buen amigo, lo conozco desde nuestros años mozos en el instituto, y desde hace unos meses disfruto los mails que me manda.

El último mail comentaba sobre un sujeto que entra en la estación del metro, va vestido con un pantalón vaquero, una camiseta barata y se situa cerca de la entrada. Extrae un violín de la caja y comienza a tocar con entusiasmo para toda la gente que pasa por allí, es la hora punta de la mañana.

Durante los 45 minutos que  tocó el violín, fue prácticamente ignorado`por todos los pasajeros del metro como habéis visto en el vídeo. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 148 seguidores