La gestión empresarial en imágenes·Liderazgo·Motivación

Mi energía es lo que mueve mi empresa.

Leía hace un par de días, al experto en distribución comercial  Jesús Pérez, en la revista de AECOC  afirmar que las empresas son fundamentalmente estados de energía y un estado energético alto se pone al mundo por montera suelten lo que suelten al ruedo.

Partiendo de esta idea se puede pensar que gran parte de esa energía la capta la empresa gracias a sus trabajadores, empleados y colaboradores que  con su actitud, motivación y perseverancia llenan el depósito de combustible de la compañía en la que trabajan.

Muchas veces he comentado que todo es cuestión de actitud porque somos nosotros los que elegimos que actitud adoptamos ante la realidad de cada momento. Así podemos pensar que más tarde o más temprano esto de la crísis obligará a mi empresa a despedir a algún trabajador y seguro que me voy a la calle, con lo cual para qué esforzarme, para qué aportar mi energía.

Como se puede deducir no es tan importante la situación a la que nos tenemos que enfrentar sino la actitud que elejimos para afrontarla porque eso determinará  los resultados que tendremos en nuestro desempeño profesional.

Resulta que no me he ido al paro pero como si se le ha acabado el contrato a mi compañero y no le han renovado ahora tengo más trabajo.

Por otro lado puede ser interesante asumir estas nuevas tareas para demostrar mi polivalencia y  crear una oportunidad de desarrollo profesional.

Podemos efrentarnos a las situaciones con actitud negativa o positiva, en buena parte esto marcará que los resultados que generemos sean mejores o peores para nuestra empresa.

La satisfación, la involucración y el compromiso son distintos tipos de actitudes y cuando un colaborador se siente insatisfecho, no se involucra en su trabajo y asume un compromiso insuficiente. Nos vamos metiendo poco a poco en un circuito cerrado.Así entiendo que ún lider debe trabajar sobre la moral de la organización, hacer que sus colaboradores se vean aceptados, que comparta las metas comunes y tenga confianza en los fines de la compañía, que pueda observar sus progresos y su contribución individual al equipo.

Os dejo un video que me gusta mucho y que he utilizado alguna vez como ejemplo de creatividad pero que se puede recliclar también como ejemplo de actitud.

Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s